Publicado: 4 de Septiembre de 2018


Acudir al dentista solamente cuando sentimos dolor o algún tipo de molestia, es una costumbre que deberíamos desterrar de nuestras vidas.

Por regla general, el dolor dental aparece cuando algo en nuestra boca no va bien, lo que sin duda nos puede llevar a problemas y enfermedades bucodentales serias, costosas y dolorosas. 

La revisión anual de nuestra dentadura actúa de manera preventiva, evitando en una altísimo porcentaje enfermedades de las encías, endodoncias, pérdida de piezas, maloclusiones...

Si acudes a visitar a tu dentista una vez al año, conseguirás una dentadura mucho más limpia, fuerte y saludable, para prevenir de manera activa cualquier problema en tu boca por acumulación de sarro, pequeñas caries, apiñamientos, movimientos de piezas...

Las estadísticas confirman que la revisión anual al odontólogo disminuye de manera considerable los problemas y enfermedades en nuestra boca.

No te arriesgues y visita tu dentista al menos una vez al año.